Artistas cubanos de NFT dicen que luchan contra la censura dentro del mercado de criptomonedas

«La blockchain está descentralizada y no obedece a ningún gobierno, por lo que ningún embargo nos afecta ahí», explicó el artista de NFT; Gabriel Bianchini.

El mercado de arte cubano se cerró por completo durante la pandemia, lo que llevó a la comunidad a recurrir a los mercados digitales para sobrevivir. Sin embargo, los artistas afirman que siguen siendo censurados debido a las sanciones de Estados Unidos contra Cuba, con plataformas basadas en Estados Unidos como Open Sea que llegan a los extremos de borrar contenidos y cuentas vinculadas al propio país.

La censura comenzó en enero con el cierre repentino de la cuenta de Fábrica de Arte Cubano, una galería de arte que daba a conocer a artistas emergentes.

Como explica el artista visual cubano y fundador del proyecto CryptoCubans, Gabriel Bianchini: «Las sanciones del embargo son tan vagas que las plataformas prefieren no arriesgarse y cerrar nuestras cuentas».

Este tipo de censura es habitual para los artistas cubanos que exponen su trabajo en Internet. Ernesto Cisneros, músico y artista de NFT, contó su propia experiencia como trágica tras perder todas sus ganancias en Patreon debido al embargo durante la pandemia. Esta experiencia le llevó a web3, sin saber que la misma historia se repetiría de nuevo. Lo contó:

«Ayudé a subir a muchos artistas a Web3. Pero luego OpenSea empezó a bloquear a los artistas cubanos uno tras otro. Dejé de usar ese mercado por completo cuando supe que estaban censurando a causa del embargo».

Además de las consecuencias de la censura, creen que los artistas cubanos son más susceptibles de ser víctimas de hackeos. Tal es el caso de Avinro, un artista de NFT de La Habana. «Hay programas antivirus que no funcionan correctamente porque estoy en Cuba», afirma, alegando que la falta de protección digital adecuada permitió que un atacante -que se hizo pasar por un comprador interesado- le enviara un virus a través de un enlace de Zoom que, de otro modo, debería haber sido detectado por el software. Avinro afirma que este descuido permitió al atacante apoderarse de su billetera Metamask, lo que provocó el robo de sus ganancias y la pérdida de sus perfiles de usuario en varias plataformas de NFT.

Sin embargo, parece que se están produciendo avances en el aspecto tecnológico a través de los canales oficiales. El gobierno cubano anunció recientemente que está abierto al uso de criptomonedas, lo que ha fomentado la esperanza de que se adopten a un ritmo rápido. Sin embargo, incluso si esto llega a suceder, seguirá estando muy regulado para los ciudadanos. Ahora, la llegada de los contratos inteligentes de blockchain supone un cambio de juego para los cubanos que buscan enviar sus mensajes al mundo. Dijo Bianchini:

«No hay nada más independiente que un contrato inteligente. Una vez que sabes programarlos, no hay nada que pueda detenerte. Lo que pasó con Fábrica de Arte fue una alarma para mostrar a la comunidad hacia una nueva dirección. Creo que vamos a construir nuestra independencia, porque ahora tenemos esa oportunidad».

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Free website hits