Free website hits

Brasil y Argentina evalúan el desarrollo de una moneda llamada el ‘Sur’

La propuesta tendría una visión «a largo plazo» de ampliar esta unión al resto de países de América Latina.

Los presidentes de Brasil y Argentina, Luiz Ignacio Lula Da Silva y Alberto Fernández han expresado el deseo y “necesidad” de desarrollar y circular en conjunto una moneda de uso común, al igual que el Euro, para impulsar el comercio exterior y las transacciones entre ambos países. 

De acuerdo a declaraciones del presidente brasileño en rueda de prensa por su visita a la República Argentina en marco también de la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la moneda de uso que buscan poner en circulación sería conocida como ‘Sur’, y según él sería positivo para los países ya que estos tienen dificultades para adquirir dólares.

«Estamos trabajando para que cada ministerio económico con su equipo pueda hacer una propuesta de comercio exterior y de transacción entre los dos países que se efectúe a través de una moneda común, con arreglo a numerosos debates y muchas reuniones», comentó Lula.

A su vez, cabe destacar también que la misma tendría la vista puesta en ampliar esta unión al resto de países de América Latina «a largo plazo» y evitar que la política comercial de la región dependa del dólar.

Por su parte, Alberto Fernández, presidente argentino destacó la propuesta a pesar de no saber como podría resultar, y señaló que entendía al igual que Brasil, el peligro que el comercio de un país dependiera de una moneda extranjera.

“Es una interesante reflexión. Es necesario ahondar en los vínculos entre Argentina y Brasil porque supone motorizar todas las relaciones de América Latina», expresó Fernández.

Precedentes de una moneda única latinoamericana

Dicho esto, cabe destacar también que no sería la primera iniciativa de moneda única latinoamericana, puesto que en la ciudad de Cochabamba-Bolivia año 2009,  los países que integraban la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) firmaron un acuerdo para la creación de una moneda virtual única para los países miembros: el Sucre (Sistema Único de Compensación Regional) con la meta principal de desplazar el dólar como divisa principal en el mercado de la región, cosa que al día de hoy vemos que no logró, pero ¿qué fue lo que pasó?

Según el periodista ecuatoriano Xavier Basantes, del diario El Comercio, el mejor año de ese sistema de pago fue el 2012, por el auge de los commodities al ejecutar 2,646 transacciones de comercio exterior por 1,070 millones de dólares. En el caso de Ecuador, relata que hubo operaciones por 910 millones de dólares y la mayoría de transferencias se hicieron con Venezuela.

Sin embargo, el periodista afirma que el declive comenzó desde el siguiente año: “A partir del 2013, las operaciones con el sucre prácticamente están en caída libre; a la par del desplome de los precios del petróleo, que fue el principal respaldo financiero que tenían estos países. Eso, pese a que sus promotores llegaron a compararlo con la unidad monetaria que logró la Comunidad Europea con el euro”.

“Por esta razón, cuando Venezuela empezó a entrar en crisis hace algunos años atrás, también se afectó el uso del mecanismo. Hoy en día (el sucre) está casi inutilizado”, dijo a Basantes Daniel Legarda, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) en el año 2020.

El Euro como modelo

Por su lado, el portal  ‘Financial Times’ señaló que la consolidación del proyecto Sur y expansión a otros países, supondría crear la segunda mayor unión monetaria del mundo solo por detrás de la Unión Europea, afirmación que a a Elon Musk le pareció una buena idea según expresó en su cuenta de twitter.

Por último, es de señalar que también que Brasil es actualmente el principal socio comercial de Argentina. El comercio bilateral entre ambos países en 2022 llegó a los 26,419 millones de dólares (24,017 millones de euros).

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión, solo de información.

Te puede interesar: