Brian Armstrong en audio filtrado: la ‘mayoría silenciosa’ apoya la postura apolítica de Coinbase

El audio filtrado de Coinbase arroja luz adicional sobre el cambio de rumbo apolítico de la compañía.

El liderazgo de Coinbase se movió recientemente para frenar el discurso sociopolítico dentro de su empresa, exigiendo que el equipo se centre en la misión de la empresa en lugar de la política. El cofundador y CEO de Coinbase, Brian Armstrong, celebró más tarde una reunión para todos, considerada como una sesión de «pregúnteme cualquier cosa», para discutir los cambios en la cultura de la empresa con sus empleados. El audio de esta reunión de todo el personal del 1 de octubre se filtró posteriormente al medio de comunicación Motherboard; el ala tecnológica de Vice media.

«El audio de una reunión interna obtenida por Motherboard muestra que la gerencia de Coinbase fue acusada de ‘retrasar la discusión interna’ y que obligó a los empleados a eliminar los mensajes políticos de Slack», escribió Motherboard.  

Motherboard se acercó para comentar, a lo que Coinbase respondió: «estas acusaciones son bastante extremas y absolutamente falsas». La empresa no hizo un seguimiento de Motherboard, en el registro, sobre qué acusaciones específicas se referían.

Armstrong llevó a cabo la reunión en línea para establecer las reglas básicas para los empleados de Coinbase en el futuro e invitó al personal a compartir sus pensamientos sobre el cambio de valores de la compañía.

El 27 de septiembre, Armstrong hizo una publicación en su blog en donde detalló cómo Coinbase reenfocaría sus esfuerzos hacia la misión principal de la compañía en medio de un año salvaje e hiper-político. Bajo esta nueva dirección, la compañía ahora se abstendría de adoptar una postura política cuando no se relacionara directamente con las criptomonedas, y además decretó que los empleados no deben enfocarse en asuntos y temas no relacionados mientras están en el trabajo. Aproximadamente el 5% del personal de Coinbase posteriormente tomó un paquete de salida de Coinbase, dejando la empresa. 

Motherboard informó que la plataforma también ordenó que el personal borrara ciertas correspondencias con temas políticos, publicadas internamente en la plataforma de mensajería Slack. Según los informes, los líderes de Coinbase hablaron con personal específico sobre la importancia de eliminar cierto contenido.

Armstrong alegó en la reunión que una «mayoría silenciosa» del personal se puso de su lado en esta nueva dirección. Motherboard detalló que esto sirvió poco para sofocar los temores de represalias para los empleados que expresan opiniones contrarias.

Motherboard informó que los empleados temían que el liderazgo comenzara a observar cada uno de sus movimientos y monitoreara los mensajes del equipo, algunos de los cuales se realizaban a través de dispositivos personales. 

«Un ex empleado de Coinbase que dejó la empresa luego de la reunión y al que Motherboard proporcionó el anonimato por temor a represalias de la industria dijo que estas garantías eran insuficientes y los trabajadores temían la vigilancia y la censura», informó Motherboard. 

Si bien ciertos empleados sintieron que estaban siendo reprimidos en su libertad de expresión, el cambio de dirección supuestamente fue recibido con el acuerdo de los altos mandos de Coinbase. 

ACTUALIZACIÓN 16 de octubre, 16:57 UTC: Este artículo ha sido actualizado con información adicional.

Sigue leyendo: