Chile avanza en su actualización del Tratado Comercial con Corea del Sur con el Comercio Digital como punto clave en el acuerdo

Chile y Corea del Sur mejoran el Tratado de Libre Comercio con una relación más inmersiva de las tecnologías disruptivas como la Blockchain.

 El subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales de Chile, Rodrigo Yáñez, se ha reunido en Seúl, Corea del Sur, con Yoo Myung-Hee, Ministra de Comercio, para avanzar sobre las relaciones económicas y comerciales bilaterales entre ambos países, con el objetivo de crear una relación más inmersiva de la tecnología, así lo reseñó el Diario Constitución este 31 de agosto en su página web.

En la instancia, Chile manifestó su interés en mejorar y avanzar en las negociaciones de modernización del Tratado de Libre Comercio (vigente desde 2004), las cuales están en curso desde 2018, en busca de mejores oportunidades económicas para el país para alcanzar la reactivación de un mercado muy castigado por la pandemia.

Por otro lado, la autoridad chilena, mantuvo conversaciones con Jang Seokyoung, representante del Ministerio de Ciencia y Tic, para conversar sobre la implementación de la tecnología móvil 5G e Inteligencia Artificial (IA), dado que el país asiático ha sido pionero en esta materia. Puntos que ayudarán a impulsar la llamada cuarta revolución industrial que quiere ser liderada por estos dos países.

El Diario Constitución, también destacó que, a través de la actualización del tratado firmado con Corea del Sur, que define las tasas por la importación y exportación de bienes entre ambos países, Chile podrá desplegar  su comercio aún más, mejorando las oportunidades ofrecidas al mercado laboral nacional y optimizando, principalmente, los sectores relacionados con las nuevas tecnologías.

El comercio digital, según señala la publicación, será la clave para lograr que la región suramericana, amplíe su oferta y diversifique sus mercados hacia otros países. 

Chile y Corea del Sur amplían sus conexiones con el mundo

La modernización del tratado es solo un primer paso del país suramericano, para lograr sus objetivos dentro de los cuales está el expandir el mercado chileno y ofrecer una amplia variedad de productos que se basen en el comercio digital. Ante este panorama Yánez indica que:

“La diversificación de nuestros mercados de destino, de la mano de la ampliación de nuestra oferta exportable con foco en servicios y comercio digital, contribuirá a que nuestro comercio sea más resiliente y a que contribuya en nuestra futura recuperación económica”, añadió la autoridad chilena.

Asimismo, Yáñez, mantuvo conversaciones con el viceministro de Relaciones Exteriores, Lee Taeho, oportunidad donde abordaron las relaciones bilaterales y lazos de cooperación, los asuntos económicos globales, e intercambiaron experiencias respecto de las medidas aplicadas en ambos gobiernos sobre el tratamiento del Covid-19.

El subsecretario Rodrigo Yáñez, también destacó que Corea del Sur es el quinto socio comercial de Chile y el tercero dentro de la región Asiática después de China y Japón. Siendo Corea del Sur el país asiático, que actualmente lidera el mercado económico mundial. Con una amplia participación en el desarrollo tecnológico, como el blockchain para avalar la transferencia segura y registrar propiedad intelectual, y la adopción de la Inteligencia Artificial (IA) que facilita una relación más directa con la tecnología, quien aportaría grandes beneficios al desarrollo económico del país haciendo más atractiva las relaciones bilaterales entre ambas regiones. 

Ejemplo de este desarrollo tecnológico en blockchain en Corea del Sur, es el proveedor de energía Korea Electrick Power Exchange (KPX) quien adoptó un sistema de evaluación de propuestas basados en la cadena de bloques, convirtiéndose en la primera institución pública del país asiático en dar paso a este tipo de tecnología para sus procesos administrativos.

Chile apunta a la soluciones disruptivas con Blockchain 

Chile es un país Latinoamericano que ha integrado la tecnología de “la cadena de bloques”, en varios sectores económicos del país, principalmente en el sector salud y educación. 

En un reportaje realizado el pasado mes por Cointelegraph, se mencionó, el desenvolvimiento del talento chileno en el hackathon llevado a cabo para soluciones tecnológicas que contrarresten el efecto del COVID-19  en la región, donde quedó evidenciado las propuestas tecnológicas de gran impacto para la logística y monitoreo del sector salud. 

Otros de los sectores que actualmente son respaldado por esta tecnología, es el sector energético chileno. La Comisión Nacional de Energía (CNE), utiliza la tecnología blockchain, con el objetivo de aumentar los niveles de seguridad, integridad, trazabilidad y confianza de la información pública dispuesta, elevando los estándares que certifican la calidad y certeza de los datos que se publican desde y hacia el sector energético del país.

En este sentido, Chile ha desarrollado varias soluciones locales, muchas de las cuales transcienden industrias fuera de las finanzas, entre ellas están algunas startups que destacan por sus soluciones disruptivas con el uso de Blockchain, entre ellas destacan: CryptoMarket, Buda.com, Zawadi, Orionx, Mifutu.ro, entre otras, siendo esta última startup, parte del equipo organizador del evento de blockchain más grande de América Latina, como lo es el Blockchain Summit Latam.

Otra influencia de Chile en América Latina, es el proyecto de cable transoceánico, la cual es la primera iniciativa que permitirá conectar a la región con Oceanía y finalmente con Asia.  El cable submarino conectará a Chile con Nueva Zelanda y Australia.

Según expertos, la importancia de esta decisión es que Chile, a la vez que se conectará con el Asia-Pacífico, transformándose en una puerta de entrada para la tecnología 5G y la inteligencia artificial. Según el Ministerio de Transportes, el proyecto, está en el inicio de la tercera etapa: el estudio de ingeniería. Luego de esto se haría la entrega del caso de negocios de la ruta seleccionada a todas las organizaciones que han presentado interés.

En América Latina, países como Paraguay y Bolivia también se sumarían al proyecto, y Argentina ha mostrado gran interés en el.

El uso de estas tecnologías disruptivas, está abriendo enormes oportunidades para que Chile se convierta en el hub digital de Sudamérica del lado del Pacífico, convirtiéndose de paso en un atractivo para distintas inversiones como data centers y aquellas relacionadas con el comercio digital.

Sigue Leyendo: