Desde BingX creen que las aspiraciones en la cripto industria deben estar más enfocadas en la transparencia

De acuerdo al Brand Ambassador de BingX para España y Latinoamérica, a medida que exista una mayor regulación se estimulará la innovación en el sector.

Pablo Monti, Brand Ambassador de BingX para España y Latinoamérica, ha conversado con el equipo de Cointelegraph en Español acerca del mercado de las criptomonedas considerando la actualidad y el año 2022.

Durante la conversación, Monti además de su recuento, compartió también algunas opiniones con respecto a lo que se viene para este 2023. A su juicio, de cara al presente año, desde BingX  tienen el compromiso de construir un ecosistema cripto y de trading donde la seguridad y la transparencia serán las máximas prioridades al mismo tiempo que continúan expandiendo estratégicamente su personal para posicionarse como uno de los exchanges de criptomonedas referentes en el mercado. 

Con respecto al año 2022, el embajador de BingX sostuvo que a pesar de haber sido un año duro para la industria, 2022 fue un gran año para ellos ya que registraron un gran crecimiento a partir de nuevos productos y una nueva estrategia de comunicación. 

“BingX creció un 350% en términos de usuarios y un 280% respecto al volumen de trading en la plataforma, todo en relación al año anterior”, dijo.

“Durante 2022, BingX se afianzó como pionero y líder en copy trading (con más de 8 mil traders profesionales con 4 millones de personas copiándolos) y, a pesar del contexto, incorporó más de 200 empleados en roles de relaciones públicas, desarrollo de producto, atención al cliente y afiliación en países como Alemania, Corea del Sur, España, Japón, Turquía, Rusia y Vietnam”, compartió.

¿Y la regulación?

Cuando se le consultó sobre el tema regulatorio, Monti señaló que actualmente existe una tendencia donde cada vez más traders institucionales y profesionales provenientes de mercados tradicionales se interesan en pasar al ámbito de las criptomonedas, pero existe esa incomodidad con la naturaleza de desregulación que existe en gran parte del espacio cripto. De acuerdo a él, es esperable que el abanico de exchanges y servicios regulados crezca. 

“BingX se ha unido a partners globales para una colaboración internacional respecto a blockchain y su regulación. Adicionalmente, hemos tomado siempre una postura proactiva sobre la regulación y seguridad de los usuarios y hemos trabajado en tener licencias en más jurisdicciones fuera de las de los early adopters en Canadá y Norteamérica”, comentó.

Sobre el precio de Bitcoin

Con respecto a las cotizaciones de precio de las criptomonedas, Monti señaló que el 2022 fue un año muy activo para el mercado. Al igual que muchos otros analistas, está de acuerdo con que: el comienzo de la guerra entre Rusia y Ucrania, la depresión económica post pandemia, los ajustes de la Reserva Federal estadounidense, el colapso de plataformas gigantes de criptomonedas y la bancarrota de otras compañías cripto sacudieron fuertemente el mercado.

En este sentido, apuntó sobre el esperado cuarto período de halving en Bitcoin y sobre el resultado experimentado en el período pasado, a que se puede esperar que el precio de Bitcoin suba llegando a ese hito e inmediatamente después.

“Después de un 2022 tan complicado, encarar un año de prehalving puede ser muy positivo por los beneficios que se esperan siempre en la previa de un nuevo halving. Típicamente, el halving es precedido por valores al alza del Bitcoin dada la naturaleza de la oferta y la demanda”, dijo. 

“Mientras que los mineros tendrán una reducción en la compensación que reciben a partir de este halving, seguramente veremos un pico en el valor de Bitcoin durante este proceso. La expectativa es que la tendencia sea parecida a los eventos anteriores”, agregó.

Por otro lado, Monti explicó que pese a lo mencionado anteriormente, y a que la expectativa era realmente optimista, la realidad se fundamentaba en que las criptomonedas estaban muy ligadas a los movimientos del mercado tradicional, a la economía global y a sus predicciones, por lo tanto el rendimiento de las criptomonedas dependía finalmente del desarrollo de la economía mundial con tendencias casi imposibles de predecir de manera acertada.

En cambio, por el lado de las altcoins, Monti recalcó que estas aspiran claramente a lograr el comportamiento y posicionamiento que tiene Bitcoin, por lo tanto se pueden mover en subidas y bajadas de precio con mayor velocidad, pero siguen mostrando fragilidad en su comportamiento de precio. “La posibilidad de que las criptomonedas alcancen su valor máximo histórico en 2023 existe, pero no hay todavía un avance económico en los mercados mundiales”, expresó.

¿Más sacudidas en el mercado?

De acuerdo a Monti, las aspiraciones de la industria están en ser más transparentes y cimentarse sobre bases sólidas para que haya confianza entre inversores y exchanges. Sobre el caso de FTX, relató que por parte de BingX, dieron un paso al frente para prevenir potenciales nuevas crisis y ayudar a los usuarios implementando un fondo de ayuda de 5 millones de dólares para quienes sufrieron pérdidas con el colapso de FTX. 

“Este colapso y esas pérdidas de activos de los usuarios han generado mucha preocupación y cuestionamientos respecto de la industria. Seguramente sigamos viendo efectos a largo plazo de este suceso y todos los actores del sector tendremos que vivir con eso y trabajar para revertir esa imagen en la opinión pública durante algunos años más”, explicó.

“Es realmente imposible predecir lo que va a ocurrir en el futuro, está claro que se pueden hacer muchas cosas para prevenirlo. Lo sucedido con FTX no fue solo el lamentable colapso de un gigante cripto, sino que también tuvo efectos negativos en otras compañías y en la confianza del público. Nuestra industria aprendió de ello y cada vez son más y mejores los escrutinios, las auditorías y los procesos que se emplean”, enfatizó. 

Por último, Monti habló sobre cierta madurez en los usuarios a raíz de lo sucedido, y a pesar que la sensación que deja este cripto invierno es el que no hayan existido mayores cambios en el avance del ecosistema. 

“Seguramente, antes del final de 2023 la legislación a nivel mundial ya contemplará a las criptomonedas, lo que será un período de oportunidad para todo el sector para repensar nuestras metas como industria y enfocarnos en la sustentabilidad”, señaló. 

“A medida que haya mayor regulación, también habrá un mayor inversores institucionales que crearán demanda, mejorarán la liquidez, subirán los precios y estimularán la innovación”, apuntó Monti.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar: