Digital Currency Group suspende el pago de dividendos para preservar la liquidez

Digital Currency Group, una firma de capital riesgo que posee una participación en más de 200 proyectos cripto, anunció la suspensión del pago de dividendos mientras una de sus filiales atraviesa dificultades financieras

La empresa de capital riesgo Digital Currency Group (DCG) ha comunicado a sus accionistas que suspende el pago de sus dividendos trimestrales hasta nuevo aviso para preservar su liquidez.

Según la carta enviada a los accionistas el 17 de enero, la empresa está centrada en «fortalecer nuestro balance reduciendo los gastos operativos y preservando la liquidez». DCG dijo que también estaba considerando la venta de algunos de los activos dentro de su portafolio.

Sus problemas financieros se derivan de los apuros de una filial, el bróker de criptomonedas Genesis Global Trading, que al parecer debe a sus acreedores más de 3,000 millones de dólares

 Actualmente, los clientes no pueden retirar fondos de Genesis después de que ésta interrumpiera los retiros el 16 de noviembre, lo que ha llevado a Cameron Winklevoss —en nombre de su exchange Gemini y de sus usuarios con fondos en Genesis— a pedir al consejo de DCG que destituya a Barry Silbert como CEO de la empresa en una carta abierta fechada el 10 de enero.

Actualización de Earn: Una carta abierta a la Junta de @DCGco

Según Winklevoss, Genesis debe a Gemini 900 millones de dólares por fondos que fueron prestados a Genesis como parte del programa Earn de Gemini, que ofrece a los clientes la posibilidad de obtener un rendimiento anual de hasta el 7.4%. Winklevoss también afirmó que DCG debía 1,675 millones de dólares a Genesis, aunque Silbert lo negó.

Poco después de la carta de Winklevoss, la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) echó leña al fuego, acusando a ambas empresas el 12 de enero de ofrecer valores no registrados a través del programa Earn.

Los problemas de Genesis se hicieron evidentes por primera vez después de la suspensión de retiros del 16 de noviembre, de la que culpó a la «agitación sin precedentes del mercado» tras el colapso de FTX, causando niveles «anormales» de retiros.

El 10 de noviembre, menos de una semana antes, Genesis reveló que tenía alrededor de 175 millones de dólares atascados en FTX, lo que provocó que DCG enviara a Genesis una inyección de capital de emergencia de 140 millones en un intento de resolver sus problemas de liquidez.

DCG también es propietaria de Grayscale Investments y su serie de fideicomisos de activos digitales y ha invertido en más de 200 empresas dentro de la industria cripto, incluidos nombres reconocibles como la empresa de análisis de blockchain Chainalysis, el emisor de stablecoin Circle y el exchange de activos digitales Kraken.

Cointelegraph se puso en contacto con DCG para recibir sus comentarios, pero no recibió respuesta.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Free website hits