El Banco de la Reserva de Australia sigue analizando una posible CBDC tras decir que no la necesita

Después de declarar hace un mes que no necesita una CBDC, el Banco Central de Australia reveló que todavía sigue investigando sobre el tema.

El Banco de la Reserva de Australia reveló que continúa con la investigación de una moneda digital del banco central (CBDC) a menos de un mes de afirmar que no necesitaba una. El organismo también indicó que está considerando la posibilidad de crear una CBDC «mayorista» más específica.

Hablando en la Conferencia Blockchain, Criptomoneda y Fintech de la Universidad de Australia Occidental, Tony Richards, jefe de política de pagos de la RBA, declaró:

«Continuaremos considerando el caso de una CBDC, incluida la forma en que podría diseñarse, los beneficios potenciales y las implicaciones políticas, y las condiciones en las que podría surgir una demanda significativa de una CBDC».

Richards agregó que el caso de política pública para emitir un CBDC de propósito general o minorista en Australia aún no se ha efectuado. Según los informes de mediados de septiembre, el organismo se mostró muy escéptico y no creía que existiera un caso político sólido para emitir un CBDC en ese momento. Agregó que, si bien Bitcoin y otras criptomonedas se basan en blockchain públicas, este no sería necesariamente el caso de una CBDC que puede desarrollarse utilizando un libro de contabilidad digital autorizado y centralizado.

El RBA también está analizando una serie de factores que podrían ayudar a dar forma a una CBDC potencial, continuó Richards, como si estaría basado en cuentas o en tokens, y si podría usarse sin conexión.

Richards también reveló que, además del trabajo del banco central en el seguimiento de casos para una CBDC minorista, está realizando una investigación sobre las implicaciones tecnológicas y políticas de una posible CBDC mayorista que sería accesible a una gama más limitada de entidades financieras.

Declaró que el Banco tiene una mente abierta sobre las CBDC y continuará monitoreando los desarrollos en esta área, y agregó:

«Si algunas jurisdicciones avanzan hacia implementaciones completas de una CBDC, habrá muchos bancos centrales como nosotros que estarán observando de cerca».

Los comentarios se producen mientras China intensifica sus propias pruebas de moneda digital/pago electrónico al distribuir un total de 10 millones de yuanes digitales ($1,5 millones de dólares) a los residentes de Shenzhen.

Sigue leyendo: