El colapso de FTX hace que la FINRA investigue las comunicaciones de las criptomonedas

El examen se produce tras la debacle de FTX, una bolsa de criptomonedas que se descubrió que gestionaba mal los fondos de los clientes simplemente mintiendo sobre sus operaciones.

La Financial Industry Regulatory Authority (FINRA), la organización estadounidense de autorregulación, ha puesto en marcha un examen de las comunicaciones minoristas de la empresa en relación con los productos y servicios de criptomonedas que ofrecen.

El organismo regulador, en un comunicado oficial, anunció que está poniendo en marcha un examen específico de las empresas sobre la forma en que manejaron las comunicaciones minoristas entre el 1 de julio y finales de septiembre. La decisión de examinar las comunicaciones minoristas relacionadas con las criptomonedas se produce tras el colapso del exchange de criptomonedas; FTX.

Cualquier mensaje escrito (incluido los electrónicos) que se emita o se ponga a disposición de más de 25 inversores minoristas en un periodo de 30 días se denomina «comunicación minorista», según la FINRA. También se aplica a vídeos, redes sociales, aplicaciones móviles y sitios web, además de las comunicaciones escritas.

En su notificación de examen, FINRA pidió a las empresas que proporcionaran información adicional para cada comunicación individual, como la fecha en que se hizo pública por primera vez, si se presentó ante el departamento de regulación de la publicidad de FINRA, si un director de la empresa aprobó la comunicación y la identificación de los criptoactivos o servicios mencionados en dicha comunicación.

Además de cualquier norma o material de cumplimiento pertinente, la FINRA ha solicitado que las empresas presenten procedimientos de supervisión por escrito para el «examen, aprobación, mantenimiento de registros y difusión» de las comunicaciones. También ha solicitado información sobre cualquier contrato realizado con las filiales para la producción o distribución de los mensajes, así como cualquier conocimiento que dichas filiales puedan tener sobre el público objetivo.

La investigación comenzó el 14 de noviembre con el objetivo de investigar si alguno de los productos o servicios de criptomonedas minoritas promocionaba información falsa. En el punto álgido de la carrera alcista de las criptomonedas, los anuncios se convirtieron en el método favorito de muchas marcas y celebridades. Los anuncios de criptomonedas también dominaron la Super Bowl 2022, siendo FTX uno de los anuncios más comentados en ese momento.

La avalancha de anuncios se convirtió en una gran preocupación para los reguladores, dado que la mayoría de estos no cumplían ninguna norma publicitaria y a menudo ocultaban los riesgos asociados a las inversiones en criptomonedas mientras glorificaban los altos rendimientos.

Muchas celebridades como Tom Brady, Larry David y Steph Curry, que fueron embajadores de la marca FTX, se enfrentan a una demanda colectiva. La demanda alega que las celebridades promocionaron el esquema fraudulento de FTX que fue diseñado para aprovecharse de los inversores poco conocedores de todo el país.

A principios de año, las autoridades del Reino Unido, Singapur y España endurecieron los requisitos en torno a los mensajes de marketing y las prácticas de captación de clientes de las empresas de criptomonedas. Muchos otros países y marcas mundiales también han impuesto restricciones a los anuncios de criptomonedas en medio de la agitación del mercado.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Free website hits