El precio mínimo de Bitcoin toma forma mientras que las «monedas antiguas» alcanzan un récord del 78% de la oferta

La métrica NUPL de los holders de Bitcoin a largo plazo ha caído a niveles que coinciden con los mínimos del mercado en tres ocasiones desde noviembre de 2011.

Bitcoin (BTC) y el resto del mercado de criptomonedas llevan casi un año en un mercado bajista. La criptomoneda más importante ha visto cómo su valoración de mercado se ha desplomado en más de USD 900,000 millones en dicho periodo, y los fundamentos macro sugieren más dolor por delante.

Otro ciclo bajista produce más hodlers de BTC

Pero la duración del mercado bajista de Bitcoin ha coincidido con un aumento sustancial del porcentaje de la oferta total de BTC que mantienen los inversores durante al menos seis meses o un año.

En particular, el porcentaje de monedas mantenidas durante al menos un año ha pasado de casi el 54% el 28 de octubre de 2021 a un máximo histórico del 66% el 28 de octubre de 2022, según muestran los datos.

Ondas hodl de Bitcoin. Fuente: Glassnode 

Esta evidencia sugiere que los inversores a largo plazo están mirando cada vez más a Bitcoin como una reserva de valor, asegura Charles Edwards, fundador del fondo de activos digitales Capriole Investments.

«A pesar del peor año de las acciones y los bonos en siglos, los Bitcoiners nunca han retenido más Bitcoin», señala el analista al tiempo que destaca cómo el fondo y el techo de Bitcoin retenido a largo plazo han ido aumentando después de cada ciclo.

Ondas hodl de Bitcoin con máximos y mínimos de retención de BTC a largo plazo. Fuente: Glassnode/Capriole Investments

Los datos de hodlers dan una pista del precio mínimo de Bitcoin

Además, la investigación de Glassnode muestra que los tokens de Bitcoin conservados durante al menos cinco o seis meses tienen menos probabilidades de ser vendidos. El número de estas denominadas «monedas antiguas» suele aumentar durante los mercados bajistas, lo que pone de manifiesto la acumulación por parte de los inversores pacientes y a largo plazo mientras los inversores a corto plazo venden.

La diferencia de comportamiento es visible en el gráfico siguiente, en el que la tendencia a la baja del precio de Bitcoin coincide con un descenso persistente del número de «monedas jóvenes» y un aumento del número de monedas inactivas durante al menos seis meses, o «monedas viejas».

Porcentaje de oferta de Bitcoin joven (rojo) frente a viejo (azul). Fuente: Glassnode

A 31 de octubre, las monedas antiguas representan casi el 78% de la oferta de Bitcoin en circulación, frente al 22% de las monedas más jóvenes, lo que reduce la probabilidad de que se produzcan ventas intensas, a la vez que forma un posible fondo de mercado. 

Además, los datos on-chain que rastrean el precio de Bitcoin y las ganancias y pérdidas netas no realizadas (NUPL) de sus holders a largo plazo apuntan a un escenario similar.

LTH-NUPL ajustado por entrada de Bitcoin. Fuente: Glassnode

En particular, la LTH-NUPL ajustada a la entrada de Bitcoin ha entrado en la zona de capitulación (rojo) que ha coincidido con el final de los mercados bajistas anteriores, como se muestra arriba. Eso incluye los fuertes retrocesos alcistas presenciados en noviembre de 2011, enero de 2015 y diciembre de 2018. 

Como informó Cointelegraph, MicroStrategy, el mayor holder corporativo de Bitcoin del mundo, también ha reiterado su compromiso de seguir comprando BTC a largo plazo.

«Tenemos un horizonte temporal a largo plazo, y el negocio principal no se ve afectado por las fluctuaciones del precio de Bitcoin a corto plazo», explicó el CEO de MicroStrategy, Phong Le. 

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com. Todas las inversiones y operaciones implican un riesgo, por lo que debes realizar tu propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Free website hits