El Tesoro de EE.UU. publica una lista de riesgos de las criptomonedas para los consumidores y la seguridad nacional

El Departamento del Tesoro se ha mostrado poco favorable a las criptomonedas en dos publicaciones elaboradas en respuesta a la orden ejecutiva del presidente de EEUU sobre el desarrollo de los activos digitales.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos publicó el viernes tres documentos relacionados con los activos digitales, en respuesta a la orden ejecutiva del Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, titulada «Garantizar el desarrollo responsable de los activos digitales». Una de ellas se centra específicamente en los criptoactivos, y un plan de acción más breve analiza la lucha contra los riesgos de las finanzas ilícitas.

El debate sobre los criptoactivos en «Crypto-Assets: Implicaciones para los consumidores, los inversores y las empresas» adopta un tono cínico desde el principio, pues en los párrafos introductorios del informe se afirma lo siguiente:

«El potencial de la tecnología Blockchain para transformar la prestación de servicios financieros, tal y como propugnan sus desarrolladores y defensores, aún no se ha materializado».

Aproximadamente la mitad del informe es un estudio descriptivo de los criptoactivos, tras lo cual los autores pasan a analizar los riesgos que plantean para los usuarios. Divide los riesgos en tres categorías, la primera de las cuales son los riesgos de conducta, es decir, las prácticas dentro del ecosistema. El informe afirma que las pérdidas por fraudes con criptomonedas se dispararon en 2021 y van camino de superar ese récord este año. También identifica problemas de transparencia de diversa índole.

Los riesgos operativos, que incluyen «deficiencias en los sistemas de información o en los procesos internos, errores humanos, fallos en la gobernanza y la gestión, o perturbaciones derivadas de eventos externos», son objeto de una consideración detallada. Los riesgos de intermediación de criptoactivos están estrechamente relacionados, pero se discuten por separado, y son los mismos riesgos a los que se enfrentan los inversores en los mercados tradicionales, como la volatilidad y los problemas de custodia, pero forman un «panorama único» debido a la naturaleza de las criptomonedas.

La sección más valiosa del informe es, posiblemente, un extenso debate sobre las oportunidades y los riesgos que los criptoactivos suponen para las poblaciones vulnerables. Esto se debe especialmente a la amplia información estadística de la sección.

El informe formula tres recomendaciones: vigilancia, con mayor aplicación de la ley, cooperación interinstitucional e intercambio de información; que las agencias elaboren más directrices y normas, y que se lleve a cabo una mayor divulgación educativa.

El «Plan de Acción para abordar los riesgos de financiación ilícita de los activos digitales» aborda los activos digitales desde la perspectiva de la seguridad nacional. Recomienda siete acciones prioritarias que abarcan principalmente los esfuerzos de supervisión y control a nivel nacional e internacional.

También recomienda actualizar la normativa de la Ley de Secreto Bancario y aumentar el compromiso con el sector privado mediante «la publicación de documentos oficiales, debates y programas del Tesoro que permitan el intercambio de información entre el sector público y el privado».

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Free website hits