La oficina científica de la Casa Blanca estudia el efecto de las criptomonedas en el clima, a pesar de la escasez de datos

La Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca llega a conclusiones contradictorias sobre las criptomonedas y el clima, en un contexto de rápido cambio tecnológico.

La Oficina de Política Científica y Tecnológica (OSTP) de la Casa Blanca se ha pronunciado sobre el impacto medioambiental y energético de los criptoactivos en Estados Unidos, y ha concluido que las criptomonedas contribuyen significativamente al uso de energía y a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Recomienda la supervisión y la regulación como respuesta.

El informe, publicado el 8 de septiembre, es el último resultado de la orden ejecutiva (OE) del Presidente de EEUU, Joe Biden, de marzo, sobre el desarrollo de los activos digitales. La EO encargó a la OSTP que investigara el uso de energía asociado a los activos digitales, comparando ese uso con otros gastos energéticos, investigando los usos de la tecnología blockchain para apoyar la protección del clima y haciendo recomendaciones para minimizar o mitigar el impacto medioambiental de los activos digitales.

El estudio descubrió que los criptoactivos utilizan aproximadamente 50,000 millones de kilovatios-hora de energía al año en Estados Unidos, lo que supone el 38% del total mundial. La falta de control imposibilitó la contabilización exacta de la energía. Sin embargo, el informe mantuvo la tradición de hacer comparaciones creativas sobre el uso de la energía, diciendo que los criptoactivos son responsables de un uso de energía ligeramente mayor en EE.UU. que los ordenadores domésticos, pero menor que la iluminación o la refrigeración del hogar. Además:  

«Observando que las comparaciones directas son complicadas, Visa, MasterCard y American Express combinadas […] consumieron menos del 1% de la electricidad que Bitcoin y Ethereum utilizaron ese mismo año, a pesar de procesar muchas veces el número de transacciones en la cadena y apoyar sus operaciones corporativas más amplias.»

El alto uso de energía desgasta las redes y hace subir los precios de la energía, según el informe. Se señaló claramente el papel del Proof of Work en el consumo de energía de los criptoactivos, así como el hecho de que los cambios en el uso de los mecanismos de consenso y la rápida evolución del campo hacen que también sea imposible prever el uso futuro de la energía.

En cualquier caso, el informe decía que «la minería de criptoactivos que utiliza la electricidad de la red genera emisiones de gases de efecto invernadero, a menos que la minería utilice energía limpia». El informe también presentaba casos de uso de la tecnología Blockchain para distribuir energía y apoyar los mercados medioambientales (de carbono). El informe examinó algunas estrategias para mejorar el uso de la energía de los criptoactivos, como el uso de metano varado, pero otras, como la reutilización del calor residual de la minería de criptomonedas, no fueron consideradas.  

Las recomendaciones del informe estaban redactadas de forma amplia, por ejemplo:

«Las agencias federales deben proporcionar asistencia técnica e iniciar un proceso de colaboración con los estados, las comunidades, la industria de las criptomonedas y otros para desarrollar normas de rendimiento ambiental eficaces y basadas en la evidencia».

Otras recomendaciones incluyen la evaluación y el cumplimiento de la fiabilidad energética a la luz de los proyectos de cripto minería, el establecimiento de normas de eficiencia energética y la investigación y el seguimiento.

El informe de la OSTP es uno de los cinco que se presentan esta misma semana. El Departamento de Justicia publicó en junio un informe sobre el refuerzo de la aplicación de la ley a nivel internacional previsto en la OE, y el Departamento del Tesoro informó en julio sobre un marco para el compromiso internacional.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Free website hits