La SEC gana el caso LBRY, pero la victoria puede tener poco impacto en el gran criptoverso

Aunque fue rápidamente eclipsado por acontecimientos más dramáticos, el caso LBRY es un raro caso de una demanda de valores no registrados relacionados con las criptomonedas que llega a los tribunales.

La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos ganó su caso contra la red de intercambio de archivos y pagos basada en blockchain LBRY en el tribunal de distrito de New Hampshire el 7 de noviembre, cuando dicho tribunal decidió conceder una solicitud de juicio sumario presentada por la SEC en mayo. El caso suscitó muchos comentarios por sí mismo y en relación con el caso Ripple que se está desarrollando.

LBRY opera una red de contenidos digitales. El sitio web para compartir vídeos Odysee es su aplicación más conocida. La red utiliza LBRY Credit (LBC) para recompensar a los usuarios por realizar tareas, recomendar nuevos usuarios, contribuir a proyectos y publicar contenidos, según el sitio web de LBRY. Los LBC también se pueden minar o comprar.

El caso contra LBRY

La SEC presentó una denuncia contra LBRY en marzo de 2021, alegando que LBRY estaba vendiendo un valor no registrado. La SEC solicitó una orden judicial permanente contra la venta de los tokens, la devolución de todos los fondos recibidos con intereses y sanciones civiles. Sin embargo, no alegó fraude ni acusó a ninguna persona en el caso.

LBRY argumentó que el LBC no estaba destinado a fines de inversión, sino que tenía un uso en la blockchain de LBRY desde el momento de su lanzamiento. Algo con una función es un commodity, no un valor. LBRY argumentó además que no se le notificó de manera justa que sus activos estaban sujetos a las leyes de valores.

La desestimación por parte del tribunal de la reclamación de notificación justa fue simple y directa:

“La SEC ha basado su reclamo en una aplicación directa de un venerable precedente de la Corte Suprema que ha sido aplicado por cientos de tribunales federales en todo el país durante más de 70 años”.

En otras palabras, LBRY debería haber estado familiarizado con la prueba de Howey, que es el estándar para definir un valor. Con respecto al reclamo de LBRY sobre los usos de inversión del token, el tribunal concluyó que:

«La SEC identifica múltiples declaraciones de LBRY que, según afirma, llevaron a los potenciales inversores a esperar razonablemente que LBC aumentaría su valor a medida que la empresa siguiera supervisando el desarrollo de la LBRY Network. LBRY minimiza la importancia de estas declaraciones, y señala sus numerosas renuncias a que no tenía la intención de que LBC se comprara como una inversión, pero la SEC tiene razón».

Es decir que LBC no pasa la prueba de Howey. Y nuevamente, se ha demostrado que un descargo de responsabilidad es una protección inadecuada. Sin embargo, el tribunal lleva el principio más allá y señala: «Nada en la jurisprudencia sugiere que un token con usos tanto consuntivos como especulativos no pueda venderse como un contrato de inversión». No solo eso:

“Pero incluso si [LBRY] nunca hubiera transmitido explícitamente sus puntos de vista sobre el tema, cualquier inversionista razonable que estuviera familiarizado con el modelo comercial de la compañía habría entendido la conexión”.

Lo que logró la SEC

El caso se ha sido seguido de cerca, porque cualquier caso que toca la cuestión, eternamente problemática, de que las criptomonedas son valores es significativo, sobre todo cuando se trata de un juicio.

«El caso SEC vs LBRY establece un precedente que amenaza a toda la industria de las criptomonedas de Estados Unidos», dijo el CEO de LBRY, Jeremy Kauffman, a Cointelegraph en una declaración escrita. «Bajo el estándar del caso SEC vs LBRY, casi todas las criptomonedas, incluyendo Ethereum y Doge, son valores».

El co-CEO del exchange Prometheum, Aaron Kaplan, tenía una opinión similar. «El juez en este caso explica que las realidades económicas que rodean a la LBC la convierten claramente en un valor», dijo a Cointelegraph. «Si uno extrapola el argumento de las realidades económicas, la conclusión natural es que casi todos los tokens que existen, además del bitcoin, se ajustan a las mismas realidades económicas y, por tanto, también son valores».

El caso no arrojó ninguna luz sobre la política de la SEC en otro sentido. Mientras que la SEC hace hincapié en los «hechos y circunstancias» en su descubrimiento, la industria está dispuesta a identificar los factores desencadenantes. La mayoría de las criptomonedas tienen tanto casos de inversión como de uso. Pero el caso de LBRY no proporcionó ninguna claridad sobre el uso mixto porque solo examinó los usos iniciales del token.

«Muchos de nosotros estábamos buscando en ese caso alguna orientación sobre cómo un tribunal manejaría […] un caso de uso mixto», dijo Philip Moustakis, ex abogado de la SEC y actual abogado de Seward & Kissel, a Cointelegraph. «Tal vez el Tribunal habría llegado a una conclusión diferente si el caso de la inversión no fuera tan claro. O si hubiera habido mejores hechos que apoyaran la utilidad del token y los casos de uso», dijo.

LBRY y Ripple

«Este no es un caso de prueba» para los tokens de uso mixto, dijo el socio de DavisPolk Zachary Zweihorn a Cointelegraph. «Creo que XRP es una llamada más cercana y un mejor caso de prueba».

Zweihorn vio a LBRY como una presa fácil. «Creo que si el caso fuera demasiado difícil, básicamente, ellos [la SEC] podrían no traerlo. […] Llevan este tipo de casos cuando tienen buenos hechos. La SEC tiene que investigar mucho de antemano», dijo.

El abogado John Deaton, que comenta con frecuencia el caso Ripple, dijo en su emisión de CryptoLawTV en Twitter:

“Van a New Hampshire y eligen una empresa que recaudó un par de cientos de miles de dólares. ¿Por qué? Porque tenían un juez favorable y querían un fallo favorable”.

El caso de LBRY se parecía al de Ripple, señaló Deaton, en que en ambos casos, los fundadores asaltaron fondos de inversionistas ángeles y no tenían ofertas iniciales de monedas. Sin embargo, sus argumentos de la prueba de Howey difieren.

Para que quede claro, personalmente todavía estoy convencido de que Ripple ganará su demanda.

LBRY no contó con todo el apoyo que Ripple está recibiendo, ni su juez entendió completamente/se tomó el tiempo para entender las criptomonedas.

Creo que el juez Torres (en el caso XRP) tomará una mejor decisión

El caso LBRY se juzgó en el Primer Distrito de Estados Unidos, lo que significa que la decisión de LBRY no tiene un impacto directo en el caso de la SEC contra Ripple que se está llevando a cabo en el Segundo Distrito. Sin embargo, Deaton no duda de que la SEC se referirá a la decisión sobre LBRY en sus argumentos sobre Ripple. La decisión es susceptible de ser apelada.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Free website hits