La subasta de Sotheby’s establece un nuevo récord mundial por la venta de CryptoPunk por USD 11.8 millones

“Los NFT están muertos”, dijo el dueño anterior de la obra de arte de COVID Alien una vez que se cerró la subasta.

La casa de subastas de lujo Sotheby’s causó sensación en las redes sociales hoy tras la venta de un CryptoPunk poco común.

En un tuit de Sotheby’s, la subasta decía que el CryptoPunk #7523, también conocido como «COVID Alien», se vendió en su sala de ventas de Londres por aproximadamente USD 11,8 millones. Según la casa de subastas, esta venta representa un nuevo récord mundial para una sola obra de arte de CryptoPunk.

Los CryptoPunks, que son anteriores a la mayor parte de la locura de los token no fungibles, o NFT, en 2021, son a menudo representaciones pequeñas y pixeladas de hombres, mujeres, simios, zombis y extraterrestres. Sotheby’s anunció la venta del COVID Alien a fines del mes pasado como una subasta «especial e independiente». La obra de arte presenta a un extraterrestre con una máscara facial.

Los datos on-chain muestran que alguien compró CryptoPunk por 8 Ether (ETH) en una venta pública en 2017, una fracción del precio de venta actual. Sin embargo, el mes pasado, la casa de subastas Christie’s con sede en Nueva York vendió nueve CryptoPunks por casi USD 17 millones, lo que implica que todavía hay un gran interés de muchos compradores por estas piezas.

«Los punks fueron diseñados como retratos seudónimos, máscaras para aquellos pioneros de las criptomonedas que valoran la idea de privacidad en la era moderna», dijo Sotheby’s en una descripción general de la subasta. «Avatares, retratos o máscaras, se erigen como puntos de referencia semióticos para una identidad criptonativa específica de Internet que ahora se difunde a través de las redes sociales, particularmente Twitter. Un punk dice más como imagen de perfil que como retrato del individuo detrás de la cuenta».

El coleccionista de NFT «Sillytuna», que era propietario de COVID Alien antes de la venta, le dijo previamente a Cointelegraph que adquirió el coleccionable digital en un acuerdo OTC. Se dirigió a Twitter inmediatamente después de la venta para anunciar que «los NFT están muertos» e insinuó que es posible que ya haya utilizado algunos de los fondos para realizar otra compra de obras de arte.

Sigue leyendo: