Las empresas de Digital Currency Group despiden a más de 500 empleados mientras se extiende el contagio

El exchange de criptomonedas Luno despidió a 330 empleados el 25 de enero, uniéndose a otras empresas de DCG en el recorte de personal.

Cientos de personas han perdido sus puestos de trabajo en empresas propiedad de la firma de capital riesgo en criptomonedas Digital Currency Group (DCG), pues el largo criptoinvierno impulsado por el colapso del FTX sigue afectando al sector. 

En medio de los recientes despidos, el exchange de criptomonedas Luno, con sede en Londres, anunció el 25 de enero una reducción del 35% de su fuerza laboral, dejando marchar a cerca de 330 profesionales como consecuencia de las turbulencias en las industrias de la tecnología y las criptomonedas, que afectaron al crecimiento general de la firma y a los miembros de sus ingresos.

Luno formaba parte de la cartera de DCG junto a HQ Digital, una filial de gestión de activos incubada por DCG desde 2020 que gestionaba USD 3,500 millones en activos a diciembre de 2022. Las operaciones de HQ se cerraron en enero de 2023, afectando al menos a 26 empleados, según su perfil de LinkedIn. En una carta a los accionistas el 10 de enero, el CEO de DCG, Barry Silbert, señaló que «si bien todavía creemos en el concepto de HQ y su destacado equipo de liderazgo, la desaceleración actual no es propicia para la sostenibilidad a corto plazo de ese negocio».

La recesión actual citada por Silbert también afectó a los empleados de DCG. La empresa redujo su plantilla en casi un 13% a principios de este año, recortando 66 puestos de trabajo. El conglomerado de criptomonedas dijo que estaba tratando de sanear sus finanzas y ascender a varios altos ejecutivos como parte de un proceso de reestructuración.

Las filiales Genesis de DCG suprimieron otros 115 puestos de trabajo. El 5 de enero, Genesis Global Trading anunció que recortaba el 30% de su equipo, es decir, 63 empleados, menos de seis meses después de revelar sus planes de recortar el 20% de su plantilla en agosto, es decir, 52 empleados.

Enfrentadas a problemas de liquidez tras el colapso de FTX, las entidades crediticias de Genesis -Genesis Global Holdco, Genesis Global Capital y Genesis Asia Pacific, conocidas colectivamente como Genesis Capital- han solicitado la protección por declaración de quiebra el 19 de enero, estimando un pasivo de hasta USD 10,000 millones. Genesis Global Trading y las entidades de negociación al contado y de derivados de Genesis siguen operativas.

La cartera de DCG también incluye la gestora de activos de divisas digitales Grayscale, la plataforma de negociación Tradeblock, la empresa de financiación y asesoramiento Foundry y el medio de comunicación Coindesk, que al parecer está considerando una venta para reforzar el balance de DCG.

La crisis de liquidez de Digital Currency Group ha desatado el temor a próximas quiebras de empresas de criptomonedas y a sus efectos contagiosos sobre las finanzas tradicionales. Mientras el sector vivía un mercado alcista en noviembre de 2021, la valoración de DCG superó los USD 10,000 millones con la venta de sus acciones a SoftBank, CapitalG de Alphabet y Ribbit Capital. Un año después, la compañía buscaba recaudar USD 500 millones para financiar su cartera en medio de problemas de liquidez.

«Hemos recortado costes de forma agresiva en los últimos meses como reacción al estado actual del mercado, lo que ha incluido recortar gastos operativos y, lamentablemente, reducir la plantilla de DCG», explicó Silbert a los accionistas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo: