Las tasas de hash récord pueden hacer que Big Oil se convierta en uno de los principales actores de la minería de BTC

La influencia de las grandes petroleras sobre la red Bitcoin es cada vez mayor debido al aumento de las tasas de hash y al hecho de que las empresas mineras están enfrentando dificultades.

El aumento de las tasas de hash de la red Bitcoin (BTC) está causando problemas a las empresas de minería, pero podría estar extendiendo la alfombra roja a los gigantes de la energía.

La tasa de hash de Bitcoin, la cantidad de potencia de cálculo que se da a la blockchain a través de la minería, ha alcanzado otro máximo histórico. Según Blockchain.com, la métrica alcanzó un máximo histórico de 267 exahashes por segundo (EH/s) el 1 de noviembre, tras aumentar casi un 60% desde principios de año.

Al comentar el nuevo pico, el fundador de Capriole Fund, Charles Edwards, especuló sobre la posibilidad de que empresas gubernamentales y petroleras muy eficientes estuvieran entrando en el juego de la minería a escala.

Añadió que esto era alcista y no una señal de capitulación de los mineros. Sin embargo, a corto plazo, podría considerarse bajista, ya que los mineros venden monedas para cubrir sus gastos y seguir en el negocio.

Este escenario daría lugar a un estancamiento o caída de la tasa de hash que aún no se ha visto, lo que añade más peso a la premisa de que otras entidades están desplegando las plataformas.

«Las grandes petroleras se convertirán sin duda en grandes actores», dijo Edwards.

Parece que la gran influencia del petróleo ya está ocurriendo.

A principios de este año, se informó que ExxonMobil ha estado trabajando con Crusoe Energy Systems, con sede en Denver, para minar bitcoin en Dakota del Norte. En junio, se informó que la filial petrolera del gigante ruso del gas natural Gazprom proporcionará energía a la empresa minera BitRiver.

Se ha incrementado el uso de la energía de combustión de gas, un subproducto de la industria petrolera que se desperdicia, para alimentar la minería de bitcoin.

A principios de este mes, la compañía energética estatal argentina YPF declaró que convertiría la energía residual de combustión de gas en energía para la minería de criptomonedas.

Estos son solo algunos ejemplos de la influencia que las grandes petroleras están teniendo sobre la minería de bitcoin, y es probable que aumenten en el futuro. Ya en 2020, Cointelegraph informó que las compañías petroleras podrían dominar la minería de BTC en 2025.

Las empresas que dependen de la minería de bitcoin como su único negocio y fuente de ingresos están luchando en este momento, debido a que minar bloques se vuelve cada vez más competitivo, los precios de la energía se disparan y el precio del hash o la rentabilidad se desploma.

Esta misma semana, el gigante de la minería Argo Blockchain anunció una reestructuración de su estrategia de negocio y los detalles de su venta de hardware de minería. La semana pasada, el minero de bitcoin Core Scientific presentó formularios ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) advirtiendo de un posible procedimiento de quiebra.

El deprimido precio de bitcoin, que ha bajado un 70% desde su máximo histórico, no les está facilitando las cosas a los mineros de bitcoin.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Free website hits