Los acreedores de Genesis presentan una demanda contra Barry Silbert y Digital Currency Group

En medio de las primeras audiencias por el caso de quiebra de Genesis, un grupo de acreedores ha interpuesto una nueva demanda colectiva contra la empresa.

La empresa de criptomonedas en apuros, Digital Currency Group (DCG), se enfrenta a más problemas legales, puesto que su filial Genesis Capital ha sido golpeada con una nueva demanda colectiva.

Un grupo de acreedores de Genesis presentó una demanda colectiva de valores (SCA) contra DCG y su fundador y CEO Barry Silbert, alegando violaciones de las leyes federales de valores.

La demanda fue presentada por el bufete de abogados Silver Golub & Teitell (SGT), con sede en Connecticut, en nombre de personas y entidades que celebraron acuerdos de préstamo de activos digitales con Genesis. El bufete de abogados es conocido por gestionar importantes demandas del sector, incluida una demanda colectiva presentada contra Coinbase en marzo de 2022.

La nueva denuncia contra DCG y Silbert alega que Genesis participó en una oferta de valores no registrada en violación de las leyes de valores mediante la ejecución de acuerdos de préstamo de valores sin tener derecho a una exención de registro en virtud de las leyes federales de valores.

La demanda también alega que Genesis cometió fraude de valores mediante un plan para defraudar a prestamistas de activos digitales potenciales y existentes haciendo declaraciones falsas y engañosas. Según los demandantes, Genesis tergiversó intencionadamente su situación financiera, infringiendo la sección 10(b) de la Ley de Intercambio de Valores de Estados Unidos.

«El plan para defraudar se llevó a cabo, según la denuncia, con el fin de inducir a los posibles prestamistas de activos digitales a prestar activos digitales a Genesis Global Capital y evitar que los prestamistas existentes redimieran sus activos digitales», señalaron los abogados de SGT.

Fundada en 2015, DCG es una criptoempresa afincada en Connecticut que actúa como empresa matriz de múltiples filiales centradas en activos digitales y blockchain, como Genesis, la gestora de activos digitales Grayscale Investments, la empresa de minería de criptomonedas Foundry y el medio de comunicación de criptomonedas Coindesk. El actual CEO de DCG, Silbert, mantiene una participación mayoritaria del 40% en la empresa y también es presidente de su junta administrativa.

La noticia llega en medio de las primeras audiencias del caso de quiebra de Genesis el 23 de enero, luego de que la empresa se declarara en quiebra el 19 de enero. La declaración de quiebra se produjo unos meses después de que Genesis detuviera los retiros el 16 de noviembre, pues no pudo cumplir con las solicitudes de pago en medio del mercado bajista de criptomonedas.

Gemini, una plataforma de comercio de criptomonedas fundada por los hermanos Winklevoss, es uno de los mayores acreedores de Genesis, con la firma supuestamente debiendo USD 900 millones a los clientes de Gemini. El 20 de enero, el cofundador de Gemini, Cameron Winklevoss, tomó Twitter para declarar que la firma se ha estado preparando para emprender acciones legales directas contra DCG, Silbert y «otros que comparten la responsabilidad por el fraude».

Parece que no está claro si Gemini forma parte de la demanda presentada por SGT. El bufete de abogados no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios por parte de Cointelegraph.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo: