Los ingresos de los mineros de ETH alcanzan un nuevo récord histórico, lo cual pueden ser malas noticias para los participantes minoristas de DeFi

¿Es DeFi una ratonera para inversores minoristas?

El 2 de septiembre, los ingresos de los mineros de Ethereum (ETH) alcanzaron un máximo histórico de 51,541 ETH. Si bien esto puede ser bueno para los mineros, podría convertir proyectos populares de DeFi en una trampa para ratones.

 

Ingresos por la minería de Ethereum, porcentaje de tarifas y gas total utilizado. Fuente: Glassnode.

Cuando se denominan en USD, estos números todavía están por debajo del récord establecido el 10 de enero de 2018, cuando los mineros ganaron USD 32 millones frente a USD 23 millones el 2 de septiembre. El precio de ETH en ese momento era aproximadamente tres veces la tasa actual. Sin embargo, lo más significativo es que en 2018, solo el 12% de los ingresos provinieron de las tarifas de transacción; ayer, esta métrica se situó en el 74%.

 

Ingresos por la minería de Ethereum en ETH, USD y porcentaje de tarifas. Fuente: Glassnode.

La demanda de la red está en su nivel más alto desde su creación en 2015. La cantidad de gas utilizado es dos veces mayor y el precio del gas es cinco veces mayor que durante el pico de 2018. Esta nueva aplicación de estrés en la red es generada por el boom de DeFi; la mayor cripto-tendencia del 2020.

 

Gas de Ethereum total usado y precio del gas. Fuente: Glassnode.

El valor total bloqueado en DeFi ha crecido de menos de USD 1 mil millones a principios de año a casi USD 10 mil millones en la actualidad. Esto se ha traducido en el costo de tarifa de transacción promedio más alto de la historia, actualmente, por encima de USD 14.

 

Tarifa de transacción promedio de Ethereum. Fuente: BitcoinCharts.

Aunque una tarifa de transacción de USD 15 puede parecer mucho, no muestra el panorama completo. La clave aquí es que este es un precio medio. Existe una disparidad en las tarifas de transacción en la red Ethereum, ya que el precio que uno termina pagando depende del tipo de transacción, y algunas transacciones requieren mucho más gas que otras. Por ejemplo, mientras que, al momento de escribir este artículo, una simple transferencia ETH puede incurrir en una tarifa de poco más de USD 4, un intercambio de tokens a través de un agregador DEX requiere una tarifa de USD 180. Muchas transacciones relacionadas con DeFi tienden a estar en el lado superior.

Esto crea una situación en la que DeFi se vuelve inaccesible para los inversores minoristas, ya que las tarifas de transacción pueden superar con creces sus ganancias potenciales. Esto también puede presentar un problema aún mayor: los inversores minoristas que ya han apostado sus activos en aplicaciones DeFi pueden no poder retirar sus fondos sin sufrir una pérdida significativa. Cuanto más altas son las tarifas, más grande se vuelve la ratonera de DeFi.

Esto también impone limitaciones al crecimiento potencial del ecosistema DeFi en Ethereum. Cuanto más altas sean estas tarifas, mayor será el boleto de entrada a DeFi. Esto eventualmente podría convertir el ecosistema DeFi en un patio de juegos exclusivo para fondos y ballenas.

El costo de las tarifas de transacción en la red de Ethereum se rige por el mercado o la oferta y la demanda. La única salvedad es que, a diferencia de la mayoría de las economías impulsadas por el mercado, el rendimiento de la red es fijo y, por lo tanto, no se puede ajustar a la creciente demanda, lo que genera un aumento constante de los precios del gas. No obstante, esta tendencia no puede continuar indefinidamente y probablemente se revertirá en algún punto.

Sigue leyendo: