Meta niega haber detenido el desarrollo del sistema operativo para el metaverso ante la decepción de los usuarios

La compañía ha salido a desmentir las informaciones de The Information de que se han detenido los esfuerzos para crear un sistema operativo con funciones inmersivas de RV y RA para interactuar en el metaverso.

Durante las vacaciones de fin de año, Meta celebró una serie de espectáculos en su plataforma experimental de experiencias inmersivas, y la participación del público estuvo muy por debajo de lo que cabía esperar. Aunque no reveló cuáles eran sus objetivos de participación previstos, no sería del todo incorrecto afirmar que las cifras fueron decepcionantes, tal y como informa el sitio web Futurism.

Entre el 26 y el 31 de diciembre, se promocionaron en la plataforma Horizon Venues tres actuaciones de grandes estrellas internacionales de la música pop. El rapero Young Thug, el DJ David Guetta y el dúo The Chainsmokers celebraron conciertos individuales en diferentes formatos. La participación del público fue gratuita, y sólo se necesitó un auricular Oculus para experimentar un entorno de realidad virtual

A pesar de todo el revuelo que ha rodeado al metaverso desde que Facebook anunció el cambio de marca a Meta, no mucha gente estaba al tanto de los eventos virtuales de fin de año, y los que participaron no quedaron muy impresionados con la experiencia, según Futurism.

La resonancia en las propias redes sociales de Meta –Facebook e Instagram- fue insignificante y los medios especializados en música y tecnología prácticamente ignoraron las actuaciones.

La actuación de Young Thug no llegó ni a las 100.000 visitas. La de David Guetta, en cambio, atrajo a casi un millón de usuarios. La actuación de los Chainsmokers parece haber sido eliminada, por lo que ya no es posible saber la cantidad de público. Conviene aclarar que estas cifras tienen en cuenta las visitas al programa, pero no la participación real de los usuarios.

Una buena medida del fracaso de los espectáculos de fin de año de Meta son los números de las actuaciones de DJ Marshmello y Travis Scott, ambos en Fortnite. Mientras que el primero movilizó a 10 millones de usuarios en 2019, el segundo registró la friolera de 27,7 millones de asistentes únicos en 2020, justo al comienzo del cierre impuesto por la pandemia de coronavirus.

¿El sistema operativo se ha estropeado?

Si los espectáculos no generaron el interés esperado, las dudas que se ciernen sobre el desarrollo del metaverso de Meta se hicieron aún mayores después de que el sitio web The Information informara el miércoles de que la empresa había detenido el desarrollo de un sistema operativo inmersivo, que incorpora características específicas para experiencias en realidad virtual (RV) y realidad aumentada (RA).

La noticia fue desmentida inmediatamente por un representante de la empresa en una declaración a Bloomberg:

«No estamos interrumpiendo ni reduciendo nuestras operaciones en la construcción de un sistema operativo real. El equipo sigue avanzando y continuamos invirtiendo en la construcción de plataformas informáticas futuristas, así como de dispositivos como gafas de realidad aumentada y «wearables» que puedan hacer realidad nuestra visión del metaverso.»

Según The Information, Meta estaría dispuesta a abandonar el proyecto para adoptar una versión de código abierto del sistema operativo Android, desarrollado por Google. Sin embargo, sólo la construcción de su propio sistema operativo integrado con sus dispositivos de RA y RV haría a Meta totalmente independiente de competidores como Apple y el propio Google.

Según las declaraciones del CEO de Meta, Mark Zuckerberg, la creación de un sistema operativo propio es clave para que la compañía pueda desarrollar su visión del metaverso. Según él, los entornos virtuales inmersivos e interactivos constituirán la nueva fase de Internet y la intención de Meta es liderar su implantación.

Como informó Cointelegraph recientemente, el New York Times filtró un memorando interno de Meta en el que el director de tecnología de Meta, Andrew Bosworth, revela la voluntad de adoptar características tecnológicas emergentes de la industria de las criptomonedas, como los NFT (tokens no fungibles) y la interoperabilidad en la implementación del metaverso.