Proof-of-work: Lo que piensan los artistas de Bitcoin sobre la acuñación de NFT y OpenSea

Acuñar tokens no fungibles de obras de arte parece una obviedad para un artista: Cointelegraph ha hablado con los que se han atrevido a hacerlo.

«El arte no es una cosa, es un camino», dijo el escritor estadounidense Elbert Hubbard. Para los artistas de Bitcoin (BTC), el camino se inspira en Bitcoin, su código, su filosofía y su imaginería. En algunos casos, incluso se inspira en los memes. Bitcoin se ha convertido en un «estilo de vida», para algunos artistas de Bitcoin, que inspira su forma de hacer negocios, aceptar pagos e interactuar con los clientes. 

Cointelegraph ha preguntado a los artistas de Bitcoin qué les inspira el invento de Satoshi Nakamoto, de 13 años de antigüedad, y si la acuñación de un tokens no fungibles (NFT) complementaría su «forma» de hacer arte. Al fin y al cabo, un NFT es un recibo digital único para demostrar la propiedad de una compra que vive en una blockchain. Seguramente los artistas querrán demostrar la propiedad del arte en el que se afanan.

Lena posa con una de sus obras de arte. Fuente: justlenasart

Lena, una artista de Bitcoin que recientemente se mudó de Alemania a la criptoamigable Dubái, comenzó a crear, pintar e imprimir obras de arte de Bitcoin después de sumergirse en la madriguera de Bitcoin en 2018. Ella dice que mientras comenzó su carrera de criptomonedas como un cripto-agnóstico, Bitcoin cambió su enfoque y finalmente se hizo cargo. Ahora opera una billetera de Bitcoin «de estilo máximo»:

«Mi mentalidad cambió y comencé a trabajar en mí misma, preguntándome qué hacer con mi vida gracias a Bitcoin. Bitcoin se convirtió en un estilo de vida, así que debería poner todos mis ahorros en Bitcoin».

Cuando habla con gente de la comunidad cripto, explica que es una artista de Bitcoin, a lo que los criptoamigos le preguntan: «oh, ¿entonces haces NFT?». Ella le dijo a Cointelegraph que responde con un «¡No! Arte físico».

«OpenSea está lleno de arte que es como no arte – quiero decir, el arte siempre depende de la persona, pero era demasiado para mí».

Sin embargo, innumerables artistas se ganan la vida generando obras de arte de IA y vendiéndolas o acuñándolas como NFT en plataformas como OpenSea. Las historias más grandes de 2021 involucraron a chimpancés de dibujos animados colectivos -el Bored Ape Yacht Club- y a los CryptoPunks, más imágenes o arte renderizado digitalmente.

En el mercado bajista de 2022, el revuelo en torno a los NFT se habría evaporado. Sin embargo, grandes marcas como Starbucks siguen subiéndose al carro, mientras que el joyero de lujo Tiffany provocó un aumento del 1,700% en el volumen de operaciones tras un movimiento de NFT en agosto.

Cuando se les preguntó si FractalEncrypt (un artista anónimo de Bitcoin) lanzaría un NFT de su arte en el futuro, dijeron a Cointelegraph: «Absolutamente no». FractalEncrypt esculpe grandes e imponentes estructuras de nodos completos de Bitcoin, que ha escondido en lugares de todo el mundo: 

La escultura del nodo completo de Bitcoin, un cronómetro cypherpunk.

El #5 de 10 fue entregado en mano ayer y quise hacer un GIGA-THREAD recopilando fotos, videos, explicaciones y podcasts todo en un solo lugar

Volvamos atrás en el tiempo y bajemos al meollo del asunto para ver el #1 -4

«Creé los NFT en 2017/18 y cuanto más profundizaba en ellas, más me desilusionaba. Se sentían intrínsecamente estafadores, y continuar por ese camino me convertiría en un estafador a mis ojos».

FractalEncrypt explicó que el vínculo entre el arte y el token era «efímero en el mejor de los casos y una tergiversación/fraude total en el peor.» Comparan la emisión de NFT con la emisión de tokens por parte de empresas centralizadas, lo que podría ser problemático e incluso litigioso.

Pero eso no significa que FractalEncrypt haya descartado la tecnología NFT desde el principio. Al igual que Lena, los dos artistas sintieron curiosidad por la tecnología basada en Ethereum cuando apareció por primera vez: 

«Un artista que emite un token NFT y lo vende a otros con la esperanza de que su valor se aprecie lo pone en la situación de posiblemente emitir valores».

De hecho, Wikipedia explica que un NFT es un «valor financiero que consiste en datos digitales almacenados en una blockchain». La Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos está centrada en ciertos proyectos de criptomonedas durante el mercado bajista. Al mismo tiempo, el caso entre la SEC y Ripple (XRP) en relación con el token XRP de esta última continúa.

Una de las esculturas de FractalEncrypt. Fuente: Twitter

BitcoinArt, que prefirió permanecer en el anonimato, es uno de los pocos artistas de Bitcoin con los que habló Cointelegraph que también se han sumergido en el mundo de los NFT. Dijo a Cointelegraph que consiguió vender un par de NFT de sus obras de arte relacionadas con Bitcoin, pero que no disfrutó del medio ni del concepto:

«Hice unos dibujos impresionantes de Bitcoin y no estaba seguro de cómo acuñarlas y alguien me dijo que acuñara en OpenSea, por desgracia usan ETH… Pero la buena noticia es que vendí mis nfts a través de Twitter por SATs en su lugar y eliminé al intermediario. Odio ETH».

Un tema recurrente a estas alturas, BitcoinArt prefiere tener interacciones uno a uno con los posibles clientes; disfruta del ida y vuelta que se produce al discutir las piezas de arte.

Una de las piezas de BitcoinArt, un astronauta en el universo Bitcoin. Fuente: Twitter

Lena también prefiere el enfoque personal; establece una conexión con sus clientes y pasa horas dibujando, pintando y perfeccionando minuciosamente las visiones de los clientes. En palabras de Lena, el tiempo que dedica a su arte es un reflejo de Proof of Work, el mecanismo de consenso que sustenta el protocolo de Bitcoin. Según explicó a Cointelegraph, el proceso de creación de una obra de arte es único y limitado -al igual que Bitcoin-, por lo que no es necesario un NFT. Aquí Lena hace una declaración con una de sus piezas:

Lena hace una declaración con su arte. Fuente: justlenasart

FractalEncrypt se burló de la «cultura de la preferencia por el tiempo» presentida en los NFT. De hecho, muchos de los mayores defensores de los CryptoPunks cambiaron rápidamente su lealtad a BAYC antes de saltar a la siguiente y brillante nueva colección. 

Bitcoin, por el contrario, es un movimiento. Lena declaró: «Bitcoin cambió mi forma de pensar, Bitcoin me cambió a mí, […aprender sobre Bitcoin] fue un capítulo muy, muy significativo en mi vida».

Curiosamente, una búsqueda de «Bitcoin NFT» en OpenSea arroja más de 70,000 artículos. Para Lena, la puerta sigue abierta: «Los NFT podrían tener casos de uso en el futuro, pero tal y como están ahora los NFT, no me parece bien», reconoce. OpenSea ha sufrido hackeos y wash trading, pero los jpegs de imágenes pixeladas valorados en siete cifras siguen vendiéndose. «Parece una burbuja», resume Lena.

Por el contrario, Bitcoin ha bajado más de un 50% desde sus burbujeantes máximos de USD 69,000, y los «turistas» se han marchado. Además, es probable que el Bitcoin recibido como pago por una obra de arte nunca sea hackeado o «vaciado» de una billetera.

Free website hits