Sam Bankman-Fried dice que se arrepiente de haberse declarado en quiebra, revela un informe

El ex CEO concedió una amplia entrevista en la que hizo varias observaciones sorprendentes.

El ex CEO de FTX, Sam Bankman-Fried, ha expresado su profundo arrepentimiento por haberse declarado en bancarrota bajo el Capítulo 11 la semana pasada, calificándolo como su «mayor cagada». 

En una amplia entrevista con Vox, que se publicó el 16 de noviembre, Bankman-Fried respondió a preguntas sobre una serie de temas, como su declaración de quiebra del Capítulo 11 de noviembre, su opinión sobre los reguladores, la ética, cómo FTX y Alameda «jugaron con el dinero de los clientes» y el hackeo de FTX.

Según las capturas de pantalla de la conversación en Twitter entre la reportera de Vox, Kelsey Piper, y Sam Bankman-Fried, el ex CEO de FTX dijo que, aunque ha cometido múltiples errores, el más grande fue escuchar lo que la gente le dijo que hiciera y declararse en bancarrota bajo el Capítulo 11.

«Metí la pata hasta el fondo en múltiples ocasiones», escribió Bankman-Fried. «¿Sabes cuál fue quizás mi mayor error?»

“La única cosa que *todo el mundo* me dijo que hiciera […] Declararme en bancarrota bajo el capítulo 11.”

Bankman-Fried dijo que si no se hubiera declarado en bancaria de capítulo 11, «todo estaría arreglado en un 70% ahora mismo», y «los retiros se abrirían en un mes con los clientes totalmente enteros», añadiendo:

“Pero en lugar de eso presenté la quiebra, y los responsables están intentando quemarlo todo por vergüenza.”

Después de admitir una «crisis de liquidez» el 8 de noviembre, Bankman-Fried buscó USD 8,000 millones entre los inversores en concepto de financiación de emergencia para cubrir el déficit, ofreciendo incluso su patrimonio personal para «sanear a los clientes e inversores».

Cuando se le preguntó qué era lo siguiente para él, Bankman-Fried sugirió que todavía tenía dos semanas para conseguir los USD 8,000 millones, que es «básicamente todo lo que importa para el resto de mi vida».

Sin embargo, en un comunicado del 16 de noviembre, el CEO y director de reestructuración de FTX, John Ray, ha recordado que Bankman-Fried «no tiene ningún papel en curso en [FTX], FTX US o Alameda Research Ltd. y no habla en su nombre».

Pasando a otros temas tratados durante la entrevista, Bankman-Fried dijo que su impulso a las regulaciones era «solo relaciones públicas», antes de añadir:

“Que se jodan los reguladores, lo empeoran todo, no protegen a los clientes”

Horas más tarde, Bankman-Fried pareció retractarse de esos sentimientos, señalando en un tuit del 16 de noviembre que:

«Es realmente difícil ser un regulador. Tienen un trabajo imposible: regular industrias enteras que crecen más rápido de lo que su mandato les permite.»

Bankman-Fried también ha confirmado que el dinero que se está retirando de FTX efectivamente es debido a un hackeo; sugirió que se trata de un «exempleado, o de un malware en el ordenador de un exempleado.»

El ex CEO ha vuelto a respaldar su afirmación en un tuit borrado de que FTX nunca ha invertido los activos de los clientes, sugiriendo que «era factualmente correcto» ya que Alameda era la empresa que invertía los fondos.

Cointelegraph se ha puesto en contacto con Sam Bankman-Fried para obtener comentarios adicionales sobre la situación, pero no ha recibido respuesta al momento de la publicación de este artículo.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Free website hits