Un informe del Tesoro de EE.UU. fomenta los pagos instantáneos y recomienda una mayor investigación sobre las CBDC

En uno de los tres informes publicados simultáneamente el viernes, el Departamento del Tesoro habla con cautela sobre las stablecoins y las CBDC en el contexto de una tecnología de pagos más amplia.

El Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ordenó la redacción de más de una docena de informes cuando publicó su Orden Ejecutiva (OE) 14067 «Garantizar el desarrollo responsable de los activos digitales». Cinco tenían fecha de entrega en 90 días, y los tres últimos fueron publicados simultáneamente por el Departamento del Tesoro el 16 de septiembre. Los informes se prepararon en respuesta a las instrucciones de las secciones 4, 5 y 7 de la OE.

El informe encargado en la sección 4 de la OE se titula «El futuro del dinero y los pagos». El informe examina los diversos sistemas de pago actualmente en uso que son operados por la Reserva Federal o la Cámara de Compensación, que es propiedad de un grupo de grandes bancos. Estos se complementarán con el sistema de pago instantáneo no basado en blockchain, FedNow Service, que se espera que comience a funcionar en 2023.

Las stablecoins se presentan junto con FedNow bajo el título «Innovaciones recientes en materia de dinero y pagos». Son objeto de un debate algo somero en el que se examinan los posibles déficits de fiabilidad y capacidad de lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo (AML/CFT), sobre lo que se concluye:

«Las instituciones financieras que negocian con stablecoins están sujetas a las obligaciones de ALD/CFT. Sin embargo, si una stablecoin se adoptara de forma generalizada a nivel mundial como medio de pago, la stablecoin podría plantear mayores riesgos para la financiación ilícita debido a la aplicación desigual de las normas mundiales de ALD/CFT para los activos digitales».

El grueso del informe está dedicado a la moneda digital del banco central (CBDC). Aunque el informe plantea cuestiones como el pago de intereses de una CBDC, el coste de funcionamiento de una CBDC y las asociaciones público-privadas, el debate se centra en gran medida en los riesgos.

La interacción de las CBDC y la protección de la intimidad es objeto de una sutil consideración:

«Mientras que el efectivo físico puede permitir transacciones anónimas, un CBDC podría utilizarse a una escala y velocidad mucho mayores. […] Por lo tanto, el anonimato en un sistema de CBDC podría presentar riesgos de blanqueo de capitales, financiación de la proliferación y financiación del terrorismo mucho más amplios en comparación con el efectivo físico. […] Una CBDC también podría ofrecer nuevas y valiosas oportunidades para mejorar la supervisión y el cumplimiento de las normas ALD/CFT».

El informe concluye con la recomendación de que se continúe con la investigación de una CBDC «en caso de que se determine que es de interés nacional». Además, debe fomentarse la tecnología de pago instantáneo para mejorar el panorama de los pagos. Debe establecerse un marco normativo y dar prioridad a los pagos transfronterizos.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Free website hits