Una tecnología de Web3 única preparada para democratizar la industria del Internet de las Cosas

W3bstream, un proyecto de MachineFi, utiliza la tecnología Web3 para descentralizar el Internet de las cosas.

Vivimos en casas que son capaces de supervisar y controlar una amplia gama de procesos internos, desde la calefacción y la refrigeración hasta los mecanismos de seguridad y vigilancia. Nuestros coches hacen un seguimiento de las condiciones externas y van camino de conducirse solos. Nuestros teléfonos recogen constantemente datos valiosos y registran nuestras actividades, tanto en nuestros dispositivos como en la vida real.

Los hogares inteligentes, los coches inteligentes, los teléfonos inteligentes… todo esto y mucho más forma parte de la Internet de las Cosas (IoT), en rápida expansión, que sirve de base a la economía de las máquinas. El IoT es lo que conecta todos nuestros dispositivos y máquinas inteligentes, y aunque la industria ha producido logros notables que han mejorado la vida en todo el mundo, también es una industria que ha estado centralizada durante décadas.

Esa centralización ha dejado a los usuarios de dispositivos inteligentes con poco control sobre sus datos personales. W3bstream, un proyecto líder en MachineFi —la economía de las máquinas descentralizada— tiene el potencial de desafiar el actual monopolio del IoT, beneficiando a miles de millones de usuarios de dispositivos inteligentes en todo el mundo.

El auge de la industria del IoT

Mckinsey predice que el IoT está en camino de añadir entre USD 5.5 y USD 12.6 billones a la economía mundial para 2030. Una gran parte de ese crecimiento se atribuye a las soluciones de IoT en los sectores del comercio minorista, el hogar y la salud. La mejora de la conectividad entre nuestros dispositivos y las cosas con las que interactuamos tiene muchos beneficios potenciales, desde mejoras en la salud y la seguridad hasta ventajas de ahorro de tiempo.

Sin embargo, a pesar de todas las promesas del IoT, la proliferación de objetos inteligentes y el papel cada vez más importante que desempeñan en nuestras vidas está planteando importantes cuestiones relacionadas con la privacidad y los peligros de la concentración de poder.

Una de las razones por las que la industria del IoT ha demostrado ser tan rentable es el creciente valor de los datos de los consumidores. Si bien la IoT ha aportado mejoras en la seguridad, la longevidad y la calidad de vida de los seres humanos, también hay aspectos negativos debido a los sacrificios que se hacen a costa de la comodidad. El debate sobre la privacidad lleva tiempo agitándose en el sector tecnológico, ya que varias empresas han hecho todo lo posible por adquirir datos de los usuarios. El intrusismo de estas empresas y las consiguientes libertades que se han tomado para beneficiarse de los datos que recogen han provocado la ira de los consumidores de todo el mundo.

A pesar de las preocupaciones que muchos comparten en relación con la extralimitación de la privacidad, dado lo profundamente integrados que están en nuestras vidas los servicios proporcionados por empresas como Google y Amazon, ha habido una sensación general de que se puede hacer poco para cambiar la corriente y dar a los usuarios el control sobre sus datos. Sin embargo, existe un enfoque alternativo al desarrollo del IoT que tiene el potencial de recalibrar la dinámica de poder de la industria.

W3bstream y la lucha por el futuro del IoT

MachineFi Lab, el principal desarrollador de la red IoTeX —un proyecto que trabaja para fusionar la tecnología blockchain con el IoT— ha anunciado recientemente el lanzamiento de un nuevo producto llamado W3bstream. W3bstream es un sistema agnóstico de la cadena que se ha desarrollado para interrumpir el monopolio que se ha formado en torno a los datos de los usuarios y los dispositivos inteligentes.

El proyecto ha asumido un papel de liderazgo en la naciente industria MachineFi, que ha surgido a medida que se realizan más esfuerzos para descentralizar la economía de las máquinas. La clave de MachineFi es infundir los principios de la Web3 en el IoT, para que los usuarios puedan mantener el control sobre sus datos y proteger su privacidad, sin dejar de disfrutar de las ventajas de la vasta red interconectada de dispositivos y servicios.

Más allá de la protección del usuario final, W3bstream dará a los usuarios la opción de beneficiarse de sus propios datos, remodelando el estado actual de la industria. La clave para poder hacer esto es el enfoque descentralizado de la plataforma, que toma las posibilidades de propiedad abiertas por la tecnología blockchain y las aplica a todo el espectro del IoT.

Los sólidos fundamentos tecnológicos de la plataforma le permiten penetrar en todas las industrias que utilizan y crean dispositivos inteligentes. La gama completa de dispositivos que pueden funcionar con W3bstream incluye sensores, televisores inteligentes, hogares inteligentes, automóviles autodirigidos e incluso ciudades inteligentes. A través de la plataforma, la tecnología Web3 puede ser implementada por los servicios de conectividad, los operadores de la cadena de suministro, los proveedores de atención sanitaria, las empresas de fabricación y las agencias de protección del medio ambiente, entre muchos otros.

Los beneficios sin los compromisos

El incentivo para introducir los paradigmas de la Web3 en estos sectores reside en los beneficios que aportará a miles de millones de personas. Al igual que en la iteración actual del IoT, las personas podrán utilizar sus dispositivos para supervisar y mejorar actividades y aspectos clave de sus vidas. Sin embargo, en el modelo Web3, las personas también serán recompensadas por participar en la recopilación de datos, al tiempo que podrán mantener su privacidad.

La forma en que esto funciona es a través de grupos de datos a los que los participantes pueden contribuir sin tener que revelar sus nombres o cualquier otra información que deseen mantener en privado. En el sector de la salud, esto podría hacer avanzar enormemente los esfuerzos de investigación sin que los participantes tengan que ceder información personal innecesaria a terceros que puedan utilizar la información para obtener beneficios. En su lugar, el proceso sería mucho más democrático y se racionalizaría para centrarse en el avance científico y el beneficio comunitario en lugar de perpetuar los flujos de ingresos para las corporaciones que han acumulado el control de varias facetas de la vida moderna.

Además de las ventajas que este tipo de plataforma presenta para los usuarios finales, W3bstream también destaca por la facilidad que ha introducido en el proceso de creación de aplicaciones. La infraestructura de computación de datos de MachineFi Lab, única en su género, permite a los desarrolladores, fabricantes de dispositivos inteligentes y empresas crear aplicaciones Web3 en menos del 50% del tiempo —y a la mitad del precio— que se tarda en crear aplicaciones similares con otro software comparable.

En la actualidad, hay unos 42,000 millones de dispositivos inteligentes en uso en todo el mundo. Por muy importante que sea esta cifra, aún es solo el comienzo de la economía de las máquinas; en 2025, los ciudadanos poseerán unos 75,000 millones de dispositivos y máquinas inteligentes. Cuanto más desarrollada esté esta industria, más difícil será realizar cambios sustanciales. W3bstream y otros proyectos de MachineFi están tratando de sentar las bases de una IO democratizada ahora que todavía es posible.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Free website hits